Golpe de calor (sindrome distérmico)

                                                                         Intoxicación por Claviceps purpúrea

Introducción: Las micotoxicosis son afecciones causadas por la ingestión de alimentos parasitados por hongos que producen toxinas, pudiendo afectar a diversas especies animales, desencadenando cuadros clínicos manifiestos o subclínicos.
El Claviceps purpúrea parasita los más diversos forrajes: ray-grass, mijo, avena, trigo, centeno, pasto miel, desechos de semillas, granos, pasturas en proceso de maduración y maduras, silajes y henos.
Debido a que el ray-grass es un forraje muy utilizado en la región de la pampa húmeda los casos más frecuentes de intoxicación se presentan sobre esta gramínea.
Existen múltiples factores que afectan el grado de infestación por el hongo, como las condiciones climáticas y las prácticas de cultivo (promoción de ray-grass) que favorecen la infestación.

Sinonimia: Cornezuelo del centeno.

Principios Tóxicos:
Ergoalcaloides.

Ciclo de vida: El Claviceps purpúrea germina en verano dando esporos sexuados que son transportados por el viento a la espiga de los vegetales donde dan origen a los esporos asexuados; de estos nace un micelo que en determinado momento (fines de otoño) forma órganos de resistencia llamados esclerotos (forma de cuerno) el cual reemplaza la semilla y adquiere una configuración semejante a la misma, pero de mayor tamaño, coloración oscura y consistencia dura. Estos permanecen en la tierra hasta el verano cuando germinan, cerrando así el ciclo. Pudiendo ser consumidos por el ganado en pastoreo, ser cosechados con el grano maduro o pueden caer al suelo y sobrevivir en la superficie del mismo.

Signos clínicos: En bovinos la intoxicación por ergoalcaloides de Claviceps purpúrea puede tener cuatro presentaciones:
 
1.Gangrena seca de extremidades
2.Forma convulsiva
3.Forma abortiva
4.Síndrome distérmico

En épocas calurosas del año la forma de mayor importancia es el síndrome distérmico o golpe de calor. Se presenta generalmente entre los meses de noviembre y abril cuando las temperaturas ambientales superan los 25ºC. Afecta a bovinos de leche, de carne sobre pastoreo y en confinamiento. Pueden verse afectados el 75 al 100% de los animales. Esta forma de ergotismo se caracteriza por temperatura alta, entre 40-42 ºC, estrés térmico, dificultad respiratoria, algunos bovinos permanecen con la boca abierta, hay disminución del consumo de alimento y excesivo consumo de agua. La característica de estos animales “asoleados” es que buscan lugares de sombra o frescos, permaneciendo en lagunas o echados sobre el barro. Durante el día o las horas de mayor calor  presentan sintomatología más evidente disminuyendo en la noche o días más frescos. Después de retirar el alimento contaminado, la recuperación clínica es lenta pudiéndose observar signos posteriores a las 6 semanas de finalizado el consumo de esclerotos.

Diagnóstico: Si tomamos una muestra de la pastura al azar y detectamos la presencia de uno o más esclerotos en 100 semillas debe considerarse el pastoreo de la misma como riesgoso. Sin embargo, no provee ninguna información sobre el contenido y el tipo de alcaloides presentes. Se podrá llegar al diagnóstico en base a la presencia de esclerotos en la alimentación, por los signos clínicos y por las alteraciones patológicas.

Diagnóstico Diferencial: El principal es con la festucosis, causada por el hongo neotyphodium coenophialum que parasita a la festuca arundinacea,  desencadenando una enfermedad idéntica a las diferentes formas de la intoxicación por Claviceps purpúrea.

Control y Profilaxis: El control de la enfermedad debe realizarse retirando los animales de los potreros con gramíneas infectadas. La movilización de los animales se efectuará en forma muy lenta y en horas de menor temperatura ambiente. En lo posible suministrar sombra y agua en abundancia.



Control del ergotismo:
•Revisar las pasturas con antecedentes de infección del hongo en forma intensiva o cortarlas antes de que las gramíneas florezcan (ray-grass, festuca, etc.).
•Realizar laboreos profundos en verano y otoño a los efectos de enterrar los esclerotos existentes por debajo de 5 cm de profundidad.
•Cortar, antes de la espigazón, los cultivos de gramíneas o praderas que se destinen  a enfardar o ensilar, retirando los restos secos.
•Utilizar semillas de buena calidad, libres de esclerotos de cornezuelos y semillas de malezas.
•El alimento no deben contener más de 0.03 gr. de esclerotos cada 100 gr.

M.V. Julio César Caione 
M.V. María Elisa Garraza

Fuente: