Urolitiasis (calculos urinarios)

ETIOLOGIA
La urolitiasis (cálculos en el tracto urinario) tiene una etiología multifactorial que incluye desequilibrios minerales, ingesta de concentrado y las castración, entre otras. Por lo general se encuentran numerosos urolitos de tamaño reducido. La superficie de estos suele ser rugosa y porosa (como una mora). Tanto el color como la dureza de los cálculos varían según la composición química, dependiendo esto de la alimentación.
Los urolitos pueden ser de silicatos (especialmente en pastoreo), de carbonato o de estruvita (especialmente en engorde con granos).
La enfermedad comienza con la formación de microcálculos en los riñones que cuando crecen, hasta alcanzar un tamaño que obstruye la uretra, dan lugar a alteraciones clínicas. El problema se puede dar en todas las categorías pero con mayor frecuencia en los machos castrados por presentar un diámetro uretral menor.


-Calculo Urinario (0.5 Cm).

SIGNOS CLINICOS
El problema es de aparición brusca. Comienza con signos de cólico (intranquilidad, patadas de los miembros posteriores contra el vientre, echarse y levantarse). Los animales se ponen en posición de orinar (arqueado de lomo y levantan la cola), están débiles, anoréxicos y con marcha rígida. En la exploración rectal puede apreciarse la vejiga dilatada y dolorosa. En muchos terneros se encuentran cristales en los pelos del prepucio, pero pocos desarrollan signos de obstrucción que suelen producirse en o muy cerca de la flexión sigmoidea o en la zona distal del pene. La obstrucción uretral completa produce rotura de vejiga o uretra. Muchas veces suele producirse una dilatación subcutánea que contiene orina, como consecuencia de la rotura de la uretra en la región sigmoidea. Esta dilatación se extiende desde la región sigmoidea hasta el orificio prepucial, soliendo haber cristales en los pelos de este último. En los casos más graves y crónicos se aprecia una dilatación con necrosis isquémica (muerte de tejido), formándose una costra en la piel alrededor del pene. Cuando se produce rotura de la vejiga, la orina se acumula en la cavidad abdominal generándose una distensión progresiva de los flancos (uroperitoneo), produciéndose “ruido de chapoteo” en el abdomen cuando el animal se moviliza.

NECROPSIA
En los casos de rotura de vejiga, suele encontrarse mucho líquido (orina) en la cavidad abdominal y suele observarse congestión y hemorragia en la mucosa vesical, junto con numerosos cálculos (2 a 7 mm de diámetro) en sus superficie o en alguna parte de la uretra. El peritoneo tiende a inflamarse de forma difusa (peritonitis difusa).


-Uroperitoneo (orina)-foto 1.                                                        -foto 2.

DIAGNOSTICO
El diagnóstico se basa según la gravedad de la obstrucción en los signos clínicos como cólicos, ausencia de micción, los cristales hallados en el prepucio, en la distensión abdominal y ruido del líquido en el abdomen, costras en la piel (proceso lento) y también por los hallazgos de necropsia.

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL
En el toro adulto el diferencial se realiza con hematoma de pene y abscesos. En los casos de dilatación abdominal se debe diferenciar del ascites (edema abdominal), obstrucción intestinal y peritonitis generalizada.

TRATAMIENTO
Si la vejiga y la uretra están intactas puede intentarse el uso de antiespasmódicos. Si se mantiene la obstrucción hay que realizar uretrostomía de urgencia.