Enfermedades Clostridiales

Las enfermedades clostridiales (Ej.: Mancha) son toxi-infecciones, no contagiosas, producidas por bacterias del género Clostridium, que se encuentran ampliamente distribuidas en la naturaleza.

Los clostridios son bacterias anaeróbicas, por lo que todas las enfermedades clostridiales necesitan de un factor desencadenante que produzca baja tensión de oxígeno en los tejidos, para así poder activarse, reproducirse en cantidad suficiente y desencadenar la enfermedad. Otra característica importante es que el agente por sí mismo no es el causante de los daños ni de la muerte del animal, sino que son sus diferentes tipos de toxinas las responsables de los síntomas clínicos y la muerte del animal.

Las clostridiosis son de curso rápido y ocurren generalmente en forma de brotes, aunque bajo ciertas condiciones pueden producir también, muertes en forma de goteo. La enfermedad de mayor presentación es Mancha (Clostridium chauvoei), que afecta a los animales entre los 3 meses y los 2 años de edad.

El órgano blanco son las grandes masas musculares, produciendo generalmente muerte súbita. Con menor frecuencia suele aparecer la Gangrena gaseosa y la Enterotoxemia en terneros.